“Corporate Compliance” & “Compliance Officer” externo

“Corporate Compliance” & “Compliance Officer” externo

Tradicionalmente en el ordenamiento jurídico español, existía el aforismo “societas delinquere non potest“, es decir, que una una persona jurídica no podía cometer delitos.

Sin embargo a partir de La Ley Orgánica 5/2010 de 22 de junio, donde se reformaba el Código Penal y que entró en vigor el 23 de diciembre de 2010, hace que las personas jurídicas sean susceptible de cometer delitos, y por tanto de ser sacionados y penados. El 1 de Julio del 2015 entró en vigor la importante reforma del Código Penal aprobada por la Ley Orgánica 1/2015 de 30 de marzo. El “compliance” es un programa de prevención y protección para las empresas que aplicado correctamente, las exime de su responsabilidad penal.

El artículo 31 bis del Código Penal establece que cualquier persona jurídica, incluidas las Sociedades mercantiles Estatales, pueden ser sujetos responsables. Algunos de los delitosmás habituales del ámbito empresarial son:

  • Delitos contra la intimidad y allanamiento informático (art. 197).
  • Estafas propias e impropias (art. 251 bis).
  • Insolvencias punibles: alzamientos y concursos punibles (art. 261 bis).
  • Daños informáticos y hacking (art. 264).
  • Delitos contra la propiedad intelectual e industrial (art. 288).
  • Delitos contra el mercado y los consumidores (art. 288), incluyendo el descubrimiento y revelación de secretos de empresa (arts. 278 a 280), el desabastecimiento de materias primas (art. 281), la publicidad engañosa (art. 282), el fraude de inversores y de crédito (art. 282 bis), la facturación fraudulenta (art. 283), la manipulación de cotizaciones en los mercados (art. 284.1 y 2), el abuso de información privilegiada (arts. 284.3 y 285), la facilitación ilegal de acceso a servicios de radiodifusión y televisión (art.286), la corrupción entre particulares y deportiva (art. 286 bis), etc.
  • Blanqueo de capitales (art. 302).
  • Delitos contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social (art. 310 bis).
  • Delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros (art. 318 bis).
  • Delito sobre la ordenación del territorio (art. 319).
  • Delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente (art. 327 y 328).
  • Delitos relativos a la energía nuclear y a las radiaciones ionizantes (art. 343).
  • Delitos de riesgo provocado por explosivos (art. 348).
  • Cohecho (art. 427).
  • Tráfico de influencias (art. 430).
  • Corrupción de funcionario extranjero (art. 445).

¿Cuándo puede ser una persona jurídica pensalmente responsable?

  1. Si uno de los respresentantes legales o administradores, ha cometido un delito por cuenta y provecho de la persona jurídica, esta puede ser penalmente responsable.
  2. Fundamental, cuando en el ejercicio de las actividades y en provecho de la persona jurídica, alguno de los empleados haya cometido un delito, y este delito ha sido posible porque no ha habido el control debido sobre su persona y actividad, la persona jurídica puede ser penalmente responsable.

En el artículo 33 del Código Penal, en su apartado 7, están las penas graves aplicables a las personas jurídicas:

  • Multa por cuotas o proporcional.
  • Disolución de la persona jurídica.
  • Suspensión de sus actividades por un plazo que no podrá exceder de cinco años.
  • Clausura de sus locales y establecimientos por no más de cinco años.
  • Prohibición definitiva o temporal de realizar en el futuro las actividades en cuyo ejercicio se haya cometido, favorecido o encubierto el delito.
  • Inhabilitación por no más de 15 años para obtener subvenciones y ayudas públicas, para contratar con el sector público y para gozar de beneficios fiscales o de Seguridad Social.
  • Intervención judicial por no más de cinco años a favor de acreedores o trabajadores.

¿Qué es el “Corporate Compliance”?

El control por parte de los representantes legales de la empresa, para evitar que la persona jurídica pueda ser condenada por los delitos como los que ya hemos visto.

Es decir, se debe establecer un protocolo de actuación de control normativo y prevención del delito de absoluto cumplimiento por parte de todos los estamentos y empleados de la empresa, para evitar los pasos en falso y la condena de la sociedad. Por ejemplo:

  • Implementación de un modelo de gestión que incluya medidas de vigilancia y control para prevenir delitos.
  • Creación de un mapa de riesgos delictuales de la empresa, por tipología de actividades, departamentos y personal adscrito a cada situación potencial.
  • Obligación de informar al órgano responsable, de los riesgos e incumplimientos que pongan en riesgo la salud penal de la empresa.
  • Establecimiento de un régimen sancionador adecuado a todos aquellos que incumplan las medidas aprobadas.
  • Sistemas de control y auditoría periódicos que permitan prevenir situaciones de riesgo, o que permitan pivotar las medidas de control ante la aparición de infracciones o cambios macroambientales.

¿Debe quedar entonces el “Corporate Compliance” en un mero cumplimiento normativo?

Bajo ningún concepto. Una acción, una situación en la empresa puede cumplir las normas y ser legal pero no ser ético. La ética empresarial, una idiosincrasía adecuada que emane por todos y cada uno de los cauces de la empresa, es absolutamente primordial para hablar con propiedad del “Corporate Compliance” o del responsable de llevarlo a cabo, tambien llamado “Compliance Officer”.

¿Que ventaja competitiva aporta instaurar un sistema de “Corporate Compliance”?

Los inversores, los clientes, el sentido común dice que vas a tener mucho más en cuenta a quien mayores garantías jurídicas te dé por un lado, y por otro que las grandes corporaciones, que ya tienen este tipo de políticas instauradas, cada vez más van a exigir a sus posibles proveedores, que tengan un sistema de “Corporate Compliance” en marcha, porque además de no querer ningún riesgo jurídico ni económico, no quieren que los problemas éticos de uno de sus proveedores salpique su propia imagen e identidad.

Si usted como directivo o empresario se ha visto identificado tras leer estas líneas, debe saber que Forensia Detectives Privados puede ser su órgano staff externo, que le ayude a que su gestión diaria esté acorde a la ley y a la ética, y obtener por ende un ROI y una ventaja competitiva de inmediato.

Trabajamos en Castilla-León (Detectives Valladolid, Burgos, Soria, Zamora, Detectives Palencia, Avila), País Vasco (Detectives Bilbao, Donosti-San Sebastian, Detectives Vitoria-Gasteiz), La Rioja (Logroño), Navarra (Pamplona-Iruña), Cantabria (Santander), Madrid y Cataluña (Barcelona), y tenemos colaboradores en el resto de España.

CONSULTA GRATIS. SIN COMPROMISO.

Contacte con Forensia Detectives Privados:

detective privado

 

902 504 619 (Detectives)

945 566 146 (Vitoria)

983 074 030 (Valladolid)

618 851 978 (móvil)

Guardar

Summary
“Corporate Compliance” & “Compliance Officer” externo
Service Type
“Corporate Compliance” & “Compliance Officer” externo
Provider Name
Forensia Detectives Privados,
C/ San Quirce 6 bajo,Valladolid,Castilla-León-47003,
Telephone No.902504619 (España) - 983074030 (Valladolid) - 945566146 (Vitoria-Gasteiz) - 618851978 (móvil)
Area
Valladolid, Vitoria, Bilbao, Palencia, Santander, San Sebastian, Zamora, Logroño, Pamplona
Description
A partir de La Ley Orgánica 5/2010 de 22 de junio, donde se reformaba el Código Penal y que entró en vigor el 23 de diciembre de 2010, hace que las personas jurídicas sean susceptible de cometer delitos, y por tanto de ser sacionados y penados. INFORMACION GRATUITA Y SIN COMPROMISO.

Comments are closed.

Si continua navegando por esta web, usted acepta el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar