La infidelidad NO es causa de divorcio

La infidelidad NO es causa de divorcio

Así es. En el ordenamiento jurídico español, la infidelidad no es causa de divorcio.

Antiguamente se contemplaba el adulterio (yacimiento de mujer casada con varón distinto de su marido, aunque fuera una sola vez, con penetración total,) y el amancebamiento (relación continuada, bien sea dentro o fuera del hogar o fuera de casa con notoriedad),  perseguibles a instancia de la persona agraviada como causa de divorcio… hasta la ley 15/2005 de 8 de Julio.

Al Señor Juez ya no le importará quien tuvo la culpa, y por supuesto no afectará a la pensión compensatoria. El Señor Juez buscará que los hijos del matrimonio queden protegidos, que las pensiones a dar y a recibir cubran las necesidades y no impliquen el desamparo de ninguna de las partes, y que el reparto de bienes sea lo más equitativo posible. Nada más.

¿Entonces? ¿Todo esto para que sirve?

Las cuestiones morales tienen una importancia supina. Vivir en la duda supone un calvario, pero desde un punto de vista puramente legal no tienen mayor importancia. Sin embargo, desde este mismo punto de vista legal, la infidelidad podría dar pie a un par de cuestiones.

La primera es que la ley contempla la posibilidad de desheredar como consecuencia del incumplimiento del deber de fidelidad, y la segunda  y más importante, hay argumentación jurídica suficiente para pedir “daños y perjuicios”, según Don Luis Zarraluqui Sánchez-Eznarriaga, presidente de Zarraluqui Abogados.

Ejemplos:

  • Artículo 1101 del Código Civil. “Quedan sujetos a la indemnización de los daños y perjuicios causados los que en el cumplimiento de sus obligaciones incurrieren en dolo, negligencia o morosidad, y los que de cualquier modo contravinieren al tenor de aquélla”.
  • Artículo 1102 del Código Civil. “La responsabilidad procedente del dolo es exigible en todas las obligaciones. La renuncia de la acción para hacerla efectiva es nula”.
  • Artículo 1103 del Código Civil. La responsabilidad que proceda de negligencia es igualmente exigible en el cumplimiento de toda clase de obligaciones; pero podrá moderarse por los Tribunales según los casos”.

Y llegando a niveles de máximos…

  •  Infracción dolosa de un deber jurídico, de carácter contractual, según las las SSTS, 1ª, de 22 y 30 de julio de 1999.

En definitiva, resolver cualquier atisbo de duda sin duda hará que nuestro devenir sea infinitamente mejor, y legalmente hay contenido y jurisprudencia suficiente, para que cualquier paso al respecto sea justificable.

En usted está la decisión, y de usted depende contratar los servicios de un Detective Privado para constatarlo y probarlo.

Trabajamos en Castilla-León (Detectives Valladolid, Burgos, Soria, Zamora, Detectives Palencia, Avila), País Vasco (Detectives Bilbao, Donosti-San Sebastian, Detectives Vitoria-Gasteiz), La Rioja (Logroño), Navarra (Pamplona-Iruña), Cantabria (Santander), Madrid y Cataluña (Barcelona), y tenemos colaboradores en el resto de España.

CONSULTA GRATIS. SIN COMPROMISO.

Contacte con Forensia Detectives Privados:

detective privado

 

902 504 619 (Detectives)

945 566 146 (Vitoria)

983 074 030 (Valladolid)

618 851 978 (móvil)

Si continua navegando por esta web, usted acepta el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar